¿Por qué una nutria? Por este vídeo, quizá este otro también te ayude a entenderlo.

1/8/13

¡Feliz cumpleaños nutrias!


Hoy se cumplen cinco años del primer post de este blog.
 



Cuando estaba en el instituto, una de las cosas que me atraían de la universidad, además de las fiestas, era encontrar una mayor proporción de buenos profesores y los concursos de debate. No encontré ni lo primero ni lo segundo. La idea de que la gente se uniera para defender o atacar una idea, no en función de sus propias convicciones, sino como ejercicio intelectual, para aprender a ponerse en el lugar de las otras personas, me fascinaba.

Con mi gozo en un pozo, me dediqué a buscar todas las posibilidades de un buen debate que la vida universitaria me brindaba, pero no encontré nada parecido a lo que veía en las americanadas que había consumido durante mi adolescencia.


Quizá debería haber algún concurso de la tele con ese formato, quizá se organizasen concursos de debate en otras universidades españolas, pero no en la mía.

Años más tarde, un amigo me recomendó Menéame y el 26 de Mayo de 2007 me hice una cuenta. Sabiéndome amparado en el anonimato que proporciona saber que nadie de mi entorno era usuario de esa red, comencé a aportar mis comentarios. Con tan buena suerte que cinco días antes de que se cumpliese mi primer año en Menéame, que Gallir decidió hablar sobre mi trayectoria con un artículo del blog oficial durante los eternos "mitos del karma".

Un año entero comentando las noticias nada más llegar a pendientes. Aprendí muchísimo, hice buenos "amijos", pulí mi estilo tras ver cuáles eran mis comentarios más votados, y aprendí mucho sobre lo que puede hacer una sola persona desde la red.

En aquel momento no sabía que en dos meses y poco abriría un blog, pero, acostumbrado a escribir cuando "estoy hasta las pelotas", construí a toda prisa un lugar donde hacer lo que explicaba en el primer hiperlink de este texto, para contar esta historia de sangre.

El motivo de porqué una nutria y no cualquier otra cosa como símbolo del blog, y el título inicial que conserva el link al blog "las nutrias te patearán el culo", a menudo lo resumo dando los vídeos de arriba, que forman parte del episodio "Agua dulce" de la serie Planeta Tierra de la BBC en el que aparecen las nutrias... pero la versión completa está en los comentarios de la segunda portada que tuve en menéame.


Una vez dado el primer paso, no sabía de qué hablar, aunque no tenía nada que perder, este blog seguía siendo "casi anónimo"; sólo los usuarios de menéame sabían que existía, y rara vez lo visitaban. Desde reflexiones bajo los efectos del alcohol, hasta polémicas carnavaleras, descargas de frustración, intentos de hacer el blog más accesible, cuenta cuentos, algunas curiosidades fotográficas, teorías sobre los efectos de las estrategias para ligar en La Laguna, algunas traducciones del inglés (1, 2 y 3), una efeméride mal programada pero con mucho cariño, alguna sorpresa muy desagradable, dos "reportajes" sobre el cierre del mercadillo de La Laguna y un chanchullo de Mercadona, algo de música, una infección, algo de cómics, un par de manifestaciones (4 y 5), un par largo de fotos, la recomendación de un libro, y varios "reblogs". Así transcurrió el primer año y medio del blog.

El 2010 fué el año del "silencio", tres artículos en todo un año, con mucho que ver con aquello que escribí hace un tiempo.


En 2011 cambió el tono de las publicaciones,
Si al principio sólo escribía cuando no podía más con algo, luego comencé a escribir para ordenar las ideas, investigar y aprender sobre algo, y compartirlo. Un buen amigo solía decir que al final todos los problemas revierten en la educación. Así que mi actividad en el blog aumentó y los artículos tuvieron un hilo conductor más evidente.


La primera de ellas fué la ley electoral, un par de meses antes de las elecciones de mayo, publiqué un dossier que hoy no se encuentra en el histórico de ese año porque, al volver a usarlos para las elecciones autonómicas de Euskadi, Galicia y Cataluña, en lugar de copiar los artículos y modificarlos, eliminé los originales.

Los tres grandes temas ya los conocen, derechos laborales y buenas noticias, pero hay otros quizá que no por haber sido menos visibles han sido menos importantes:sindicatos, pacifismo, fuga de cerebros, educación, trolls, 15M...


De repente, me di cuenta de que un blog "anónimo" que conocen dos o tres no funciona muy bien a la hora de divulgar, así que después de darle muchas vueltas y llorar por las esquinas de los pocos lectores que tenía, Desequilibros me recomendó abrirme una cuenta de twitter, y Pere me explicó en qué consiste la SEO, y la verdad es que ambas ideas han funcionado. De 5 a 10 visitas diarias, a 100 visitas diarias en la actualidad, hay una gran diferencia.

Por otro lado, el blog cambió de nombre. Pasarle un link a alguien de la calle, a alguien mayor (no acostumbrado al sendido del humor de la red), tras haber hablado con él sobre sus problemas laborales, y que al abrir la web le aparezca un texto diciéndole que una nutria le va a patear el culo... como mínimo puede interpretarse como una broma de mal gusto.

En noviembre de 2012 llegó el gran experimento: Me propuse buscar y publicar durante un año, cada semana, una lista de las buenas noticias que encontrase, poniendo empeño sobre todo en encontrarlas y en difundirlas, tanto en red, como entre mi grupo cercano, y ver cómo afectaba el conocer estas listas de "logros" o "soluciones" a la situación que estamos viviendo.

Y así hasta hoy, creo que este es el año en que el blog ha alcanzado su mayoría de edad, por la comprensión de las herramientas y el potencial; ya se me quedan cortas las prestaciones de Blogger.

Con todo, no deja de ser un blog, como le contaba a un periodista ayer, de mierda. Me gustaría ser un Fururku, pero no lo soy.

En gran medida, sigo siendo un mendigante de visitas para aquello que me parece relevante, sigo avisando a todos mis contactos de que hay algo importante en mi blog, y sigo emocionándome como el primer día cuando alguien me deja un comentario en el blog por sorpresa, estoy tan poco acostumbrado a tener comentarios que suelo tardar días el responder por no comprobarlos diariamente; hace años que no veo un debate en esta casa.

En este aspecto, Twitter ha sido un soplo de aire fresco, pero esa es otra historia.

A pesar de todo, creo que tener un blog está siendo una experiencia enriquecedora, he aprendido muchísimo, he conocido a gente maravillosa gracias a él, y estoy teniendo la oportunidad de formar parte de proyectos emocionantes.

A las nutrias les queda muchos culos por patear, ¿nos acompañas en el camino?

ShareThis