¿Por qué una nutria? Por este vídeo, quizá este otro también te ayude a entenderlo.

12/3/12

Inspecciones, ¡a ellos!

Hace algún tiempo leí que las empresas ahorran cada año casi 70.000 empleos con las horas extras que no pagan a sus trabajadores (link), eso tirando por lo bajo; conozco a pocos que se las paguen.

Parecen muchos empleos, pero tras hacer unos cálculos, el titular parece el menos alarmista de los posibles. ¿A cuánto asciende la cantidad defraudada por las empresas?

La legislación establece un límite de horas extras anuales porque se entiende que si el empresario necesita horas por encima del límite, que contrate a alguien más.

El Estatuto de los Trabajadores (link, página 148) fija 80 horas como máximo al año, en un contrato de jornada completa.

Estas horas tienen que pagarse o compensarse por un tiempo libre equivalente y retribuido.

Si se pagan, su precio es mayor que la hora normal. El aumento viene en la tabla salarial del convenio colectivo. En algunos su precio aumenta entre un 25%-80%, dependiendo de si se realiza en horario diurno, nocturno, en día laborable o festivo.

El SMI (salario mínimo interprofesional) es de 641€ al mes, usando los datos del artículo, las horas extra no pagadas suman entre 554,6 y 920,5 millones de euros. Ésta es una aproximación por lo bajo, afortunadamente aún queda quien cobra más de 641€ al mes.

De hecho, si hacemos los cálculos basándonos en el salario medio en 2011 (link), que fué de 1876 €/mes, las empresas ahorran con esta práctica entre 5.336 y 7.684,7 millones de euros al año.


No es lo mismo decir que las empresas ahorran de esta manera 70.000 empleos (cantidad que parece poco frente a los cinco millones y pico de parados existentes) que decir se ahorran hasta 7.000 millones de euros cada año a nuestra costa, ¿eh?

Si en lugar de pagarlas se compensan por tiempo libre, han de recuperarse dentro de los cuatro meses siguientes a su realización. Una persona que hace 80 horas extra, tiene 10 días libres más que sumar a sus vacaciones a final del año.

En resumen, nos están robando: A los trabajadores, que pierden poder adquisitivo y no cotizan esas horas; al Estado, en concepto de impuestos; y a los más de cinco millones de parados del país, cuyo número podría disminuir si se cumpliese la ley.

Además, si esas horas no se pagan ni se devuelven por tiempo libre, pierdes un tiempo que podrías usar para cuidar al abuelo, a los niños, estudiar, e incluso buscar un segundo empleo donde sí te las paguen... pero estás trabajando, de gratis.

Bien, con toda esta información, de nada sirve quejarse a la empresa, ellos ya saben que te pagan menos de lo que te corresponde. No te quepa duda de que buscaron la asesoría laboral que hace el mejor chanchullo posible con tu contrato y su declaración de la renta.

En lugar de exponerte a represalias, hay una manera de resolverlo sin arriesgarse, enviar una inspección de trabajo: Se pueden hacer de manera anónima, por correo para no perder tiempo de trabajo... incluso alguien que no trabaje en la empresa puede. Aquí hay más información (link)


Ilustración cortesía de JR Mora

 Hace un tiempo escribía sobre el tema (link) y finalmente en mi empresa enviamos dos inspecciones. Tardaron cuatro meses en aparecer, pero convirtieron en indefinidos nuestros contratos, ya que hacía años que la mayoría teníamos la antiguedad necesaria para serlo. No tuvimos que hacer nada, ni ir a juicio, sólo esperar a la comunicación por escrito de la sentencia.


Para valorar los motivos para enviar la inspección, es importante:

  1. Buscar en tu contrato el convenio que te afecta y descárgalo de internet.
  2. Consultar la tabla salarial para saber cuánto te están robando.
  3. Sin decir nada a compañeros ni jefe, buscar maneras de probar que has trabajado esas horas: e-mails enviados por ti desde la empresa en esas horas, facturas firmadas por ti, fichajes, tablas de turnos,...
  4. Leer el resto del convenio para ver qué más cosas incumple la empresa, aunque no te afecten.
  5. Una vez hecho, si finalmente te animas a ponerla,es recomendable exponer motivos que también afecten a otros compañeros para que al denunciar sólo tu situación no te estés señalando tú mismo.
  6. Si crees que tu jefe tiene algún amigote en el ayuntamiento, seguro que tú también tienes uno que ellos no conozcan para que envíen la inspección por ti: es totalmente legal hacerlo, no tienes que haber trabajado en la empresa para enviarla.
Audio explicando los pasos para enviar una inspección de trabajo aquí

Propongo que todos los que aún trabajamos, hagamos esta sencilla investigación. Como mínimo saber cómo de mejor podríamos estar si se cumplieran un par de cosas, luego que cada uno decida en su caso si la pide o no. Los que no están trabajando también pueden hacerlo y enviar una inspección a su empresa anterior si descubren irregularidades.

Si todas las empresas del país pasaran por una inspección de trabajo, las cosas mejorarían bastante. Quizá es demasiado ambicioso, desde este pequeño blog, hacer una convocatoria así pero todo es empezar.

Al contrario de lo que se cree, está en nuestras manos crear puestos de trabajo y mejorar nuestras condiciones.



Nota: Si te gustaría que esto lo supiera mucha gente más, únete a la propuesta que hemos hecho a través de Twitter y pide a Jordi Evole de Salvados un programa sobre la Inspección de Trabajo

5 comentarios:

Sem More dijo...

A mi me parece genial, otra forma de lucha legal con consecuencias.
Ahora del dicho al echo....

Miguel Esperantero dijo...

cha-peau, Nutria!
es, con diferencia, uno de los mejores artículos que he leído en mucho tiempo
no sólo porque (como sueles acostumbrar) los documentas de una manera exquisitamente rigurosa
sino porque, valientemente, encima, aportas una propuesta clara de acción que, encima mejoraría notablemente la calidad de vida de quien lea ese artículo y decida hacer algo por su vida
no sólo das razones, das herramientas
y ejemplo

Utah dijo...

Exacto Sem, ¿te imaginas que, cada vez que alguien cuenta que le están explotando nosotros, que no podemos salir perjudicados, nos ofreciéramos a enviar una inspección de trabajo a su empresa?

Gracias Miguel, si usáramos esas herramientas quizá por fin se pondría de relieve quién tiene realmente la culpa de la situación actual, y se resolverían muchas situaciones.

Ojalá cada vez más gente sepa cómo defenderse y evitar los abusos.

Khalo dijo...

Utah, excelente trabajo, te felicito y con tu permiso pasa a difundir el vínculo de tu blog.

Gracias

Utah dijo...

Gracias a ti Khalo!

Por supuesto! Con mi permiso y felicidad por que lo quieras difundir! ^_*

ShareThis